31 julio 2018

Barritas de arroz, ¡el mejor tentempié veraniego!





Cuando el calor aprieta, la inapetencia se despierta. Eso sí, como en cualquier época del año, siempre te quedará algún hueco para un dulcecito y, desde luego, para el arroz. Ligero, nutritivo y delicioso es un alimento multiusos al que siempre puedes recurrir, como ingrediente principal o complemento de ensaladas, cremas-gazpachos-salmorejos…

Precisamente porque es sano, entra sin esfuerzo y cuenta con un nivel de atractivo similar a un buen dulce, en esta ocasión, te proponemos elaborar tus propias barritas de arroz, ¡ideales para esos momentos en los que el hambre hace acto de presencia, pero sin pasarse!

Ingredientes necesarios

Seguramente, estarás pensando que para qué elaborar tus propias barritas si las puedes encontrar en cualquier supermercado.

La principal razón es la salud. Tus barritas serán naturales, libres de aditivos, y, además, personalizadas. Sí, nos referimos a que podrás añadir todos los ingredientes que quieras, como pasas, moras, manzana, cerezas, dulce de leche, chocolate (las que te proponemos) o ¡hasta lentejas! si se te antojan con arroz.

Tras esta aclaración, los ingredientes:

  • 350 gramos de chocolate del tipo que prefieras (negro, blanco o con leche)
  • 45 mililitros de nata para montar
  • 30 gramos de mantequilla
  • 80 gramos de arroz inflado (¡recuerda!, te explicamos cómo prepararlo en casa hace unos meses)
  • 15 gramos de azúcar
  • 5 gramos de esencia de vainilla
  • 30 mililitros de caramelo líquido
  • 1 mandarina o naranja

Cómo elaborar tus propias barritas de arroz

Una vez tengas preparado el arroz inflado, deposítalo en un bol y deja que repose a temperatura ambiente en un lugar fresco y seco.

A continuación, parte en trozos el chocolate y ponlo en otro recipiente. Después de distribuir todo el chocolate por el fondo del bol, agrega la mantequilla (importante: tiene que estar a temperatura ambiente).

Enciende el fuego y funde al baño maría el chocolate y la mantequilla. Mientras se derriten, pela la naranja o mandarina y añade un pedacito de su cáscara (picada, mucho mejor) a la crema que empieza a formarse.

Seguidamente, agrega el arroz inflado, el caramelo, la nata, el azúcar y la esencia de vainilla. Cuando todo conforme una crema espesa e integrada, apaga el fuego.

Tras dejar la crema/masa enfriar unos pocos segundas, viértela en una fuente y haz con ella las formas que prefieras: de barrita estándar, de corazón, de torta…

¡Actúa rápido! porque, como comprobarás, la masa se endurece tras transcurrir unos minutos.

Una vez tengas el diseño y la masa se haya endurecido, ya tendrás listas para disfrutar/almacenar, para cuando te apetezcan, ¡tus barritas de arroz artesanales!

14 junio 2018

Da la bienvenida al verano con helado de arroz









Este año, al verano le está costando arrancar. Sí, aún estamos en primavera, pero ya hemos cruzado la barrera del 40 de mayo, y el calor debería ser la tónica general a estas alturas. Por mucho que la lluvia sea beneficiosa, el cuerpo nos pide ya sol, manga corta y alimentos acordes con la época estival.

Sin embargo, el tiempo gris no está dando tregua, por lo que hoy, en L’Arruzz, os proponemos darle un gran empujón al sol para que nos caliente, por fin, de la mano de una veraniega, sana y deliciosa receta: ¡helado de arroz! ¡A ver si el cielo toma nota de lo que toca!

Ingredientes que necesitarás

  • 1 litro de leche (del tipo que prefieras: soja, entera, desnatada…).
  • 100 gramos de arroz bomba.
  • 200 mililitros de agua mineral.
  • 15 gramos de mantequilla.
  • 60 gramos de azúcar blanco.
  • 500 mililitros de nata para montar.
  • 15 gramos de miel.
  • Canela en polvo.
  • Azúcar moreno.
  • Un poco de sal.
  • 1 caña de canela.
  • Medio limón (solo utilizarás su piel).
  • Opcional: una tableta de chocolate o cualquier fruta para darle al helado de arroz un sabor diferente al del arroz con leche de toda la vida.

Paso a paso, receta de helado de arroz

Seguro que siempre te has preguntado cómo se prepara el helado, pero nunca te has aventurado a investigar sobre el tema por miedo a que resulte muy complicado.

Pues, ¡sorpresa!, ¡es muy sencillo! Sigue nuestras indicaciones y verás cómo te sale un helado de arroz delicioso:

  1. Prepara arroz con leche tradicional o de sabor a chocolate o a la fruta por la que hayas optado. Para ello, deberás seguir los mismos pasos de la receta de toda la vida (calienta en una olla: leche condensada con un litro de agua, corteza de limón y canela). Al hervir, incorpora el arroz para que se cueza. Pasados 5 minutos, apaga el fuego y deja que el contenido de la cazuela repose 30 minutos. Seguidamente, añade mantequilla y cuece todo a fuego lento durante media hora removiendo de forma intermitente. En otra cazuela, funde el chocolate/haz una compota de la fruta a tu gusto. Cuando tengas una crema, viertela al arroz y mézclalo a base de bien), con la diferencia de que tendrás que poner el doble de azúcar, es decir, los citados 60 gramos.
  2. Al mezclar, a conciencia, la crema y el arroz, se obtiene la textura pseudo-cremosa del arroz con leche. Entonces, una vez tengas esta semi-crema, agrégale los 15 gramos de miel y, con una batidora o varilla de cocina, bate hasta que, ¡ahora sí!, tengas una crema auténtica. Cuando se encuentre en este estado, resérvala y deja que se enfríe.
  3. En un bol, bate la nata a punto de nieve . A continuación, mézclala con la crema de arroz. Truco: bate de forma envolvente, así se conservará el aire, elemento imprescindible para conseguir el helado.
  4. Llega el momento estrella, convertir la crema en helado. Lo más normal es que no cuentes con una heladera. Por eso, te explicamos cómo hacer helado sin heladera. Para ello, bastará con que repitas, durante 3 horas, el siguiente proceso. Vierte en una cazuela la crema de arroz con leche y métela en el congelador. Cuando pase media hora, sácala de allí y remuévela. A continuación, vuelve a meterla en el congelador, espera 30 minutos, remueve, mete en el congelador… Sabrás que el helado está listo cuando ya no puedas remover.

Y, ¡voilà!, ya tendrás listo para disfrutar un delicioso y original helado para este verano.

Eso sí, si eres más de que te hagan la comida, en general, y el helado, en particular, te recomendamos que le eches un ojo a los platos de nuestra carta y te vengas cualquier día a comer a L’Arruzz.

Asimismo, si, igualmente, te gusta que te preparen la comida, pero tomarla en la tranquilidad de tu hogar, en L’Arruzz tenemos lo que necesitas, platos para llevar a casa.

Escojas lo que escojas, no te olvides de tomar helado para ¡celebrar y consolidar la llegada del verano!



25 mayo 2018

Cocina tu arroz con rosas




¡Mayo es el mes de las flores! También, suele ser el primero del año en el que podemos disfrutar de muchos y largos días de sol. Por tanto, planes como las tardes de terracita o las cenas al aire libre y comidas más ligeras y refrescantes comienzan a ser la tónica general. A partir de mayo, por ello, vuelven con fuerza platos como el salmorejo, el gazpacho, el melón con jamón o las ensaladas de todo tipo.

Uno de los ingredientes que, a menudo, encontrarás en estas últimas es el arroz. Se trata de un alimento muy versátil, puesto que es ideal tanto para el frío como para el calor. Como habrás podido adivinar, en esta ocasión, el arroz también será el protagonista de la receta de L’Arruzz para disfrutar de mayo. Le acompañan las rosas, que florecen en mayo y que, cada año que pasa, más se emplean en la gastronomía.

Ingredientes

  • 200 gramos de arroz.
  • 2 rosas del color que prefieras. Te recomendamos los tonos rosados y rojos.
  • Medio diente de ajo.
  • 1 litro de agua.
  • 1 pastilla de caldo de verduras.
  • 20 gramos de mantequilla sin sal.
  • 7,5 mililitros de aceite de oliva virgen extra.
  • 40 gramos de arándanos secos.
  • 30 gramos de queso fresco.

Cómo preparar el delicioso y embriagador arroz con rosas

Una vez tengas a mano todos ingredientes, el primer paso consiste en arrancar con suavidad los pétalos de las rosas y, como si estuvieras haciendo las típicas colonias infantiles de flores, depositarlos en un bol lleno de agua limpia.

Para que no exista ningún tipo de riesgo para tu salud, deberás añadir unas gotitas de yodo y dejar que todo repose de 5 a 10 minutos. Cuando transcurra ese tiempo, enjuaga los pétalos y déjalos en la mitad inferior de un trapo. Seguidamente, cúbrelos con la otra parte del paño y aprieta, ligeramente. De esta manera, el trapo absorberá todo el agua que sobra.   

En el momento en el que compruebes que están secos, trocéalos en pedacitos. Puedes hacer esta labor con las manos o con tijeras de cocina. Cuando los tengas, resérvalos.

La segunda fase de esta receta de arroz con rosas comienza hirviendo el litro de agua. Cuando comiencen a formarse las típicas burbujitas, añade la pastilla de caldo. Una vez disuelta, pon el fuego bajo.

A continuación, desmenuza los arándanos, el queso y pica muy fino el medio ajo. Después, en una cazuela, calienta un poco los 7,5 mililitros de aceite, a fuego medio, e incorpora el medio ajo.

Pasados unos pocos segundos, añade el arroz y, durante unos 45-60 segundos, remueve para que todo se integre. Seguidamente, incorpora, de forma gradual, cucharadas del caldo de verduras, mientras remueves. Presta mucha atención porque en el momento en el que no te quede caldo, tu arroz deberá estar un poco cremoso y, al mismo tiempo, al dente.

Sin sacar el contenido de la cazuela, apaga el fuego e incorpora los arándanos, el queso, los pétalos y mézclalos, con delicadeza, con el arroz y el ajo. Cuando veas todo integrado, agrega la mantequilla y, otra vez, mezcla todo el contenido de la cazuela.

Una vez esté todo integrado, enciende el fuego (fuego bajo), tapa la cazuela y deja que repose durante 2-3 minutos y… ¡casi listo para disfrutar! porque te aconsejamos que lo dejes enfriar a temperatura ambiente, unos 20 minutos, y tomes el arroz con rosas como si fuera una ensalada.

A la hora de presentar esta elaboración culinaria, desde L’Arruzz, te recomendamos que añadas al arroz nueces troceadas y plátano en rodajas, como si tuvieras un pequeño jardín en tu plato. De esta manera, ¡el impacto será visual, olfativo y gustativo!

Eso sí, si al llegar las altas temperaturas lo que prefieres es alejarte lo máximo posible de la cocina, te recordamos que siempre puedes echar mano de nuestra carta y venirte a comer a L’Arruz o, también, recurrir a nuestros platos para llevar a casa. Lo importante es que disfrutes de la alegría del buen tiempo donde quieras, pero ¡siempre con excelente comida!