18 octubre 2016

Platos con arroz ideales para la llegada del frío

Se ha hecho esperar, pero finalmente el otoño ha llegado para quedarse y, de nuevo, apetecen los platos calientes. El arroz lo mismo vale para una ensalada de verano, que para una sopa con marisco en invierno. Por este motivo, te dejamos con dos deliciosas recetas de arroz, perfectas para cuando el termómetro comienza a temblar.

Platos con arroz ideales para la llegada del frío


Arroz con setas


Otoño es sinónimo de níscalos. Por ello, te explicamos cómo preparar un rico arroz caldoso con níscalos. Necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 180-200 gramos de arroz integral
  • 8-10 níscalos grandes
  • 1 litro de caldo de verduras
  • Perejil
  • Sal
  • Aceite de oliva

En primer lugar, limpia los níscalos. Después, con un cuchillo afilado, trocéalos. Una vez los tengas listos, saltéalos en una cazuela con el aceite de oliva. A continuación, rehoga el arroz con los níscalos y añade un vaso de caldo. Cuando veas que el arroz lo ha absorbido entero, incorpora el resto del caldo y déjalo cocer.

Una vez que el arroz esté en su punto, añade perejil picado y deja que la mezcla hierva durante un minuto. Transcurrido ese tiempo, ya tendrás tu arroz caldoso con níscalos listo para comer.


Arroz con pollo, pero venido de lejos


En otoño apetecen los planes de interior. Por eso, para no perder las ganas de explorar nuevos rincones, propias del verano, te proponemos que combines el confort hogareño con el aporte cultural de recetas de arroz internacionales.

De esta manera, podrás viajar con tu paladar a exóticos países, como los que conforman Oriente Medio, gracias a un divertido pilaf de pollo con arroz salvaje y frutos secos. Para elaborar este plato precisarás de:


  • 450 gramos de muslos deshuesados de pollo
  • Una cucharada de zumo de limón
  • Una cucharada de mezcla de especias ras-el-hanout
  • 200 gramos de arroz salvaje
  • Una cebolleta
  • 2 dientes de ajo
  • Una cucharada de piñones, de pasas, de almendras peladas y de cacahuetes pelados
  • Una zanahoria
  • 350 mililitros de agua
  • Un perejil fresco
  • Sal
  • Aceite de oliva

Lo primero que debes hacer es trocear el pollo en un tamaño similar al de un bocado, salpimentarlo y mezclarlo con el zumo de limón y las especias. Tras 15 minutos, pica la cebolleta y los dientes de ajo y ralla la zanahoria.

A continuación, en una sartén, calienta un poco de aceite y pocha la cebolleta. Cuando esté transparente, incorpora el pollo y déjalo a fuego lento hasta que se dore por todos los lados. Entonces, añade los dientes de ajo, la cebolleta, zanahoria, los frutos secos, las pasas y remuévelo a conciencia.

Después, vierte el arroz en la sartén y saltéalo durante dos minutos. Incorpora el caldo. Cuando hierva, baja el fuego y deja que se cueza el arroz. Tras ello, ¡voilà!, ya tendrás tu pilaf de pollo con arroz salvaje y frutos secos.

Cocinar es reconfortante, pero si tienes el día flojo, en L´Arruzz disponemos de una carta repleta de suculentas recetas de arroz. Asimismo, si prefieres comer en el calor de tu hogar, también puedes beneficiarte de nuestros platos para llevar a casa. Tanto de una manera o de otra, ¿a qué esperas para disfrutar del arroz?

No hay comentarios:

Publicar un comentario